Gastos Generales y de Servicios Individuales

  • Contrato de Arrendamiento

    Contrato de Arrendamiento

  • Cesión y Subarriendo

    Cesión y Subarriendo

  • Duración

    Duración

  • Renta

    Renta

  • Gastos

    Gastos


  • "Gastos Generales y de Servicios Individuales"


    Descripción de los Gastos Generales y de Servicios Individuales


    "Serán de cuenta de la parte arrendadora:
    -Los gastos comunes de mantenimiento, alumbrado, limpieza y administración del edificio, que se incluyen en el recibo mensual de gastos de Comunidad.
    -El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)."


    "Serán de cuenta de la parte arrendataria:"

    "Los gastos tanto de servicios como por suministros de los que goce el piso, así como sus consumos medidos por contador individual correspondientes a gas natural, agua, energía eléctrica o cualquier otro servicio con el que cuente la vivienda. La parte arrendataria deberá suscribir los oportunos contratos de suministro con las correspondientes compañías."

    Todos los inmuebles tienen una serie de gastos con distintas periodicidades asociadas a su mantenimiento y disfrute. Es muy importante determinar en el contrato cual de los intervinientes va a tener la obligación de pagar cada gasto asociado al inmueble.

    Lo habitual es que, tal y como se dispone en este contrato de ejemplo, el propietario asuma el coste de los gastos de comunidad y del IBI (Impuesto de bienes inmuebles), aunque en ocasiones algunos arrendadores traspasan esa obligación al arrendatario. Es muy importante negociar este aspecto, ya que puede suponer un sobreprecio para el arrendatario con respecto a los cálculos iniciales del coste del alquiler.



    El resto de gastos habituales son los de los suministros contratados; electricidad, agua, gas, teléfono, ADSL, etc. Lo más lógico y habitual es que sea el inquilino el que se haga cargo de esos pagos. En ocasiones, algunos contratos de suministros pueden seguir a nombre del propietario por las dificultades o inconvenientes de realizar un cambio de titular por cada inquilino del inmueble. En estos casos se puede acordar que sea el propietario el que asuma inicialmente los pagos por esos consumos, con la condición de que el inquilino se lo devuelva con posterioridad. Para que no existan problemas con los importes a pagar, sería recomendable que el propietario enviara al inquilino una copia de la factura del proveedor correspondiente para que pudiera comprobar los importes.