Conservación de la Vivienda

  • Contrato de Arrendamiento

    Contrato de Arrendamiento

  • Cesión y Subarriendo

    Cesión y Subarriendo

  • Duración

    Duración

  • Renta

    Renta

  • Gastos

    Gastos


  • "Conservación de la Vivienda"


    Descripción de la Conservación de la Vivienda


    "El arrendador está obligado a realizar sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario a tenor de lo dispuesto en los artículos 1.563 y 1.564 del código civil."


    "La parte arrendataria deberá poner en conocimiento de la parte arrendadora, en el plazo más breve posible, la necesidad de las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, a cuyos solos efectos deberá facilitar a la parte arrendataria la verificación directa, por sí misma o por los técnicos que designe, del estado de la vivienda. En todo momento, y previa comunicación a la parte arrendadora, podrá realizar las que sean urgentes para evitar un daño inminente o una incomodidad grave."

    "Las reparaciones debidas a mal uso, negligencia, accidentales, falta de mantenimiento o cuidado razonable serán a cargo de la parte arrendataria."

    Es fundamental que para poder cumplir con el objeto del contrato (uso y disfrute del inmueble) éste se encuentre en buenas condiciones de habitabilidad. Para que esto se cumpla, no bastaría con cumplir con ese requisito a la firma del contrato, sino que debe seguir de ese modo durante toda la vida del contrato. De ahí que siempre sería necesario incluir una clausula que obligue al arrendador a realizar las reparaciones, obras o mejoras necesarias para ello. Evidentemente, para poder hacer dichas actuaciones, el arrendatario debe comunicar esa necesidad al arrendador previamente, para que éste pueda supervisarlo y tomar las medidas necesarias.



    También sería recomendable contemplar en el contrato la posibilidad de que ante situaciones de urgencia sea el arrendatario el pueda tomar la iniciativa para tomar las medidas correctoras necesarias.

    Por otro lado, también tiene sentido que la reparación de los daños o desperfectos ocasionados por el mal uso o por otras causas atribuibles al arrendatario sean por cuenta de éste.